Propuesta de uso de la red actual de Estaciones Agrometeorológicas CRAN (Consorcio Red Agroclimática Nacional), y oportunidades de ampliación de cobertura y alternativas de operación, para la gestión preventiva de fenómenos climáticos adversos. Regiones de O´Higgins y Maule.

Área Temática: Cambio Climático.

Fuente Financiamiento: Fondo para la Innovación Agraria. FIA.

Resumen: La agricultura en la actualidad se está enfrentando a la necesidad de avanzar hacia una gestión altamente eficiente y tecnificada, como una vía para mantener la competitividad. Siendo el clima una de las mayores fuentes de riesgo e incertidumbre, se hace necesario contar con un sistema de observación meteorológica que permita proveer a los agricultores de información que les permita prevenir los riesgos, a la vez que disminuir la exposición a estos.

 

Dentro de los mayores riesgos en la actualidad se ubican las heladas, la sequía, las lluvias dañinas, las ondas de calor y de frío que han afectado la cuaja de un gran número de especies en los últimos años. Adicionalmente, hay fenómenos emergentes como el granizo y el viento que será necesario incorporarlos dentro de la planificación de la gestión de los sistemas de producción dentro de los próximos años.

 

Una red agrometeorológica tiene la doble tarea de proveer información en tiempo real y en tiempo diferido. La primera sirve para apoyar la gestión operativa de sistemas de reducción de riesgo como los sistemas de control de heladas, protecciones anti lluvia y granizo, sistemas de riego, sistemas de control de viento, aplicaciones sanitarias. La segunda, sirve para tomar mejores decisiones ya sea previniendo riesgos o adaptando el sistema de producción al tipo, naturaleza e intensidad de los riesgos (diseño de sistemas de plantación, de los sistemas de riego, estrategias de uso del suelo, selección del material genético a usar, análisis de costo beneficio de varios de los componentes del sistema de gestión). La efectividad del sistema depende de varios factores como cobertura, tipo y oportunidad de información generada, nivel de procesamiento y agregación de valor a la información, confiabilidad y periodicidad de la información, capacidad de los actores (agricultores y asesores) de usar efectivamente la información. Chile ha dado los primeros pasos en la dirección de contar con un apoyo eficaz a la agricultura, pero aún falta varios de los componentes de esta cadena. Este fue el objetivo de esta iniciativa de los gobiernos regionales de O’Higgins y Maule, además del FIA.